ACERCA DE ALIDE SERVICIOS COMITÉS TÉCNICOS PROGRAMAS MEMBRESÍA CEDOM PUBLICACIONES NOTICIAS SITE
Contáctenos
Calendario
Nuestros
miembros
Pasantías
Cursos
Reuniones
técnicas
Web E-learning
ALIDE
Web Biblioteca
virtual
Publicaciones
recientes
Premios
Alide
Memoria
institucional
Video
corporativo
Portada  |  Áreas de interés  |   Finanzas para el desarrollo  |  Artículos   |  Factoraje Internacional: La experiencia mexicana
 

INVERSIÓN Y COMERCIO EXTERIOR
Factoraje internacional: la experiencia mexicana

México se ha convertido en uno de los principales exportadores del mundo, donde ocupa el lugar 14 con un gran potencial de crecimiento en las exportaciones. Frente a esto era vital que el país contara con productos y servicios financieros que facilitaran su flujo comercial. Conozcamos la experiencia de México en el financiamiento de su comercio exterior.

Si bien el tipo de cambio ha sido siempre un factor determinante en el incremento de las exportaciones, en México la productividad manufacturera en los últimos tres años también ha influido en este crecimiento, por lo que se estima que en 2013 será 6% mayor que en 2012, año en que las exportaciones sumaron US$ 371 mil millones.

Además, las ventas a EE UU han pasado de representar el 80% en 2000 a 64% en enero de 2013, diversificándose así los destinos de las exportaciones. Lo mismo ocurre con las importaciones desde EE UU, que pasaron de 67% en 2000 al 38% en enero de 2013, incrementándose las provenientes de Asia de 12% a 30%.
                                              
El crecimiento del comercio exterior debe ir de la mano con productos y servicios financieros que sepan adaptarse a las necesidades del sector. En México es común utilizar el factoraje como instrumento de financiamiento al descontar las cuentas por cobrar que derivan de las ventas domésticas; sin embargo, no pasaba lo mismo con las ventas de exportación.

Por eso, ante los numerosos retos que enfrentaban las empresas exportadoras, en especial las pymex, el mexicano Banco Nacional de Comercio Exterior (Bancomext), decidió desarrollar el Programa de Factoraje Internacional para financiar y apoyar las ventas de exportación. Adicionalmente, este programa le permitiría al banco apoyar a las empresas importadoras, otorgando la cobertura de riesgo para garantizar la importación y eliminar los costos que representa la carta de crédito.

Objetivos del programa
Para desarrollar el Programa de Factoraje Internacional se tuvo en cuenta los objetivos siguientes:

  • Brindar a las exportadoras mexicanas: 1) cobertura de precios: evaluación experta del comprador 100% de cobertura y pago garantizado a 90 días después del vencimiento; 2) financiamiento: descuento de cuentas por cobrar a compradores del extranjero, capital de trabajo sin incrementar pasivo, al incrementarse las ventas se incrementa el financiamiento, y no requiere garantías adicionales; 3) administración de cuentas por cobrar: ahorros al canalizar personal dedicado a esta labor a otras actividades y ahorro en gastos; y, 4) cobranza: enfoque a incrementar ventas y no a labores de cobranza, y cobranza realizada por un intermediario local.
  • Desarrollar un programa de factoraje “sin recurso” enfocado en las pequeñas y medianas empresas exportadoras (pymex), de manera que el riesgo no se basara en la situación financiera de la empresa exportadora, sino en la del comprador extranjero, o de la contraparte financiera internacional. Adicionalmente, al ser “sin recurso” el impacto contable de la operación de financiamiento, sería favorable a las exportadoras.
  • Ofrecer a las pymex un producto con costos competitivos y capacitación respecto a la utilización de los diversos productos financieros.
  • Trabajar en conjunto con la banca comercial en la segmentación e identificación de las empresas exportadoras.
  • En el caso del factoraje internacional de importación, introducir en México un nuevo concepto para garantizar a las empresas y facilitar la importación de bienes y servicios.

Modalidades
El programa fue desarrollado en tres diferentes modalidades para canalizar a los exportadores cada una de ellas: 1) Prime Revenue, 2) Garantía de factoraje, y, 3) Factoraje de exportación a través de contrapartes financieras. Además se implementó la modalidad de 4) factoraje internacional de importación.

  • Programa Prime Revenue - Factoraje a proveedores (Reverse Factoring)

Surge a través de E-factor, representante de Prime Revenue en México, empresa noertamericana de software que desarrolló un programa a nivel mundial para operar factoraje a proveedores de manera electrónica, bajo la modalidad de “Reverse Factoring”, es decir que el esquema parte de la base de que el gran comprador es quien pone a disposición de sus proveedores el servicio, a diferencia del factoraje tradicional.

Prime Revenue tiene como concepto de negocio promover con las grandes empresas globales en EE UU, Canadá y algunos otros países en Asia y Europa la utilización de su plataforma, ofreciendo el servicio integral de manejo de las cuentas por cobrar de los proveedores a nivel mundial, de manera que también contactan a bancos en diferentes países para que estos últimos califiquen las líneas de riesgo contraparte a los grandes compradores que se requieren para operar el esquema.

Consiste en financiamiento sin recurso de cuentas por cobrar a cargo de compradores en el extranjero a través de la Plataforma Prime Revenue. En esta modalidad, Bancomext califica la línea de riesgo contraparte al gran comprador en el extranjero, contacta y contrata con cada uno de los exportadores, ofreciendo un precio que se basa en el riesgo del gran comprador en el extranjero, eliminando las comisiones.

El exportador tiene la posibilidad de anticipar las cuentas por cobrar en la plataforma mediante la firma de un contrato con Bancomext y un contrato con Prime Revenue.
                                                                

  1. Garantía de factoraje internacional

Esta modalidad surge ante la crisis de 2009, y en particular ante la necesidad de apoyar a las empresas mexicanas que exportaban de manera directa a las grandes armadoras de EE UU, cuya situación financiera estaba muy deteriorada. El objetivo era descontar a los exportadores mexicanos las cuentas por cobrar que tenían a cargo de las armadoras americanas para dotarlos de liquidez y eliminar el riesgo de “no pago”.

Las premisas para desarrollar la solución eran las siguientes: 1) que la operación fuera “sin recurso” para evitar incrementar el pasivo financiero de los exportadores; 2) enviar notificación al gran comprador, pero asumiendo que la cobranza no iba a ser direccionada al banco, por lo que tenía que contemplarse la “cobranza delegada”; y, 3) utilizar como mecanismo de validación de las facturas, los sistemas de comunicación utilizados por las armadoras para realizar los pedidos e informar al exportador sobre el estatus de las facturas, así como las posibles deducciones generadas por devoluciones.

Para ello, se decide solicitar a la banca comercial (intermediario financiero) su participación, ofreciendo una garantía al 100% sobre el riesgo de las armadoras, con la finalidad de que calificaran una línea “riesgo Bancomext” y no una línea “riesgo exportador” o “riesgo armadora”. Para tales efectos, Bancomext desarrolló una metodología de control de riesgo, monitoreando los CDS de las armadoras y utilizando fondos de contragarantía que cubrían una porción de las líneas.

Esta modalidad ha sido muy exitosa, y pasó de ser un programa emergente del sector automotriz a un programa permanente, actualmente se está trabajando con los bancos para que identifiquen exportadores de otros sectores e incorporarlos al programa.

  1. Factoraje de exportación con contraparte financiera

Si bien las dos primeras modalidades habían funcionado bien, seguían estando limitadas a atender a los exportadores que venden a grandes compradores en plataforma de Prime Revenue o a aquellos compradores que eran calificados por Bancomext de manera directa.

Con la finalidad de tener una oferta amplia a los exportadores mexicanos para que pudieran recibir anticipadamente el valor de sus cuentas por cobrar a cargo de compradores en el extranjero de distintos tamaños, en el mayor número posible de países, llevaron a cabo un análisis de las mejores prácticas, y tomaron dos importantes decisiones:

  1. La primera, que el banco se incorporase a la asociación más grande en el mundo de empresas de factoraje y bancos, llamada Factors Chain International (FCI). Esto le permitiría al banco contar con una red de contrapartes en el extranjero (“cofactores”) que evaluarían el riesgo de crédito de los compradores de productos o servicios ofrecidos por exportadores mexicanos y los apoyarían en la cobranza y administración de la cartera.
  2. La segunda decisión fue adquirir un sistema de factoraje internacional, que permitiera a los exportadores hacer transacciones a través de medios electrónicos, proporcionando a las empresas la solución integral de cobertura, financiamiento y servicios de cobranza y administración de cartera. Esta modalidad consiste en un Programa Integral de Factoraje Internacional que brinda a los exportadores: 1) factoraje sin recurso 100% electrónico a los exportadores mexicanos sobre sus cuentas por cobrar a cargo de compradores en el extranjero, a partir de la cobertura otorgada por la contraparte financiera internacional perteneciente a FCI; 2) cobertura del 100% de riesgo de no pago del comprador en el extranjero; 3) financiamiento de hasta el 90% del valor de la cartera; 4) investigación de calidad crediticia de compradores en el extranjero; 5) cobertura de riesgo de las cuentas por cobrar a compradores en el extranjero derivadas de sus ventas de exportación; y, 6) servicio para administrar y recuperar las cuentas por cobrar.

Factoraje de importación con contraparte financiera
En el análisis realizado por el banco para incorporarse al FCI, surge la oportunidad de trabajar de manera recíproca con los miembros de la asociación brindando el servicio de cobertura sobre empresas importadoras mexicanas. De esta forma, la empresa mexicana puede acceder a una garantía otorgada por Bancomext.

Esta modalidad del factoraje consiste en: 1) cobertura de riesgo a una contraparte financiera internacional (CFI) respecto de una empresa mexicana importadora, con la finalidad de que dicha CFI otorgue el financiamiento a las empresas exportadoras de su país mediante el descuento de las facturas correspondientes a las ventas de exportación; y, b) servicio para administrar la cartera de compras del importador mexicano, de sus proveedores extranjeros, previamente cedida con cobranza direccionada a Bancomext. Bancomext hace las veces de import factor, es decir, es contragarante y administrador de la cartera del importador mexicano.

Resultados del programa
Los resultados presentados incluyen las tres modalidades de factoraje internacional de exportación, así como los de factoraje internacional de importación. La colocación acumulada al cierre de 2013 se estima que pueda llegar a los US$2,100 millones.

El saldo de la cartera mostró un crecimiento del 21% en 2012, estimándose un incremento del 9% para 2013.

Se amplió y mejoró la atención a las necesidades del sector exportador e importador a través de la innovación y desarrollo de un programa integral de factoraje internacional  de amplia cobertura con estándares de vanguardia mundial y a través de medios electrónicos que proporcionan a las empresas mexicanas soluciones de financiamiento, cobertura de riesgo, cobranza y administración de cuentas por cobrar, así como, a las empresas importadoras mexicanas, apoyo para la importación de productos y servicios del extranjero.

La alianza con Factors Chain Internacional ha sido fundamental para la inserción en el factoraje internacional.

El uso de la tecnología y los canales electrónicos en beneficio de los clientes es sumamente importante como estrategia de fomento, ya que permite mayor contacto, oportunidad, cobertura geográfica y atención masiva a las empresas de comercio exterior con una calidad uniforme y a bajo costo.

Aún quedan varios retos, como lograr una mayor difusión del Programa entre las empresas mexicanas, así como la incorporación de más contrapartes financieras internacionales con las cuales puedan ofrecer una mayor cobertura.

RECUADRO:
Algunos aportes del programa

  1. Integra una solución de cobertura global que ofrece financiamiento a las Pymex, teniendo como base sus ventas de exportación después de analizar diferentes mecanismos y generando sinergias con los participantes del mercado global.
  2. Se establecieron alianzas estratégicas que permitieron al banco aprovechar de cada socio las relaciones de negocio que cada uno tenía: 1) Prime Revenue con grandes compradores y su respectiva cadena de suministro, 2) La banca comercial, con una base de clientes mexicanos con ventas de exportación a compradores en el extranjero; y 3) Factors Chain International (FCI) con las contrapartes financieras, dispuestos a otorgar cobertura de riesgo y servicio de cobranza a compradores de productos y servicios mexicanos en una gran cantidad de países alrededor del mundo, con experiencia del mercado local.
  3. Uso de plataformas tecnológicas que permiten ofrecer a las empresas mexicanas un servicio en línea a través de medios electrónicos, bajo estándares de vanguardia mundial y seguridad.
 
 
 
Síguenos en:
Síguenos en facebookSíguenos en Twittersíguenos en SlideshareCanal de youtube

ARTÍCULOS RECIENTES
Ambiente | Las oportunidades del financiamiento verde
  
Agricultura | Estrategías financieras para modernizar el agro
  
Microfinanzas | Claves para dinamizar los emprendimientos innovadores
  
Negocios | El desafío de las inversiones interregionales
  
Finanzas | Una nueva agenda para el desarrollo

  Agricultura
  Ambiente
  Infraestructura y   vivienda social
  Turismo
  Microfinanzas
  Riesgo/Regulación
  Negocios e
  Inversiones
  Finanzas para el   desarrollo


  Estudios
  Económicos
  Capacitación
  Asistencia técnica
  Relaciones
  Institucionales
   |  AlideNoticias   |   Revista Alide  |  E-Banca  |   Próximos cursos  |  Calendario de actividades  |  Noticias

¿QUIÉNES SOMOS?

Historia de ALIDE
Consejo directivo
Secretara General
Cómo hacerse miembro
Listado de miembros
Asambleas generales
Memoria institucional

CALENDARIO
DE ACTIVIDADES

PROGRAMAS:

Estudios Económicos e Información
Capacitación y Cooperación Internacional
Relaciones Institucionales
Asistencia Técnica

UNIDADES:

Unidad de Conferencias
Comunicación e Imagen Corporativa

COMITÉS TÉCNICOS / ÁREAS DE INTERÉS:

Financiamiento Agrícola y Rural
Financiamiento Ambiental
Recursos, Inversiones e Infraestructura
Financiamiento del Turismo
Financiamiento de la Micro, Pequeña y Mediana empresa
Riesgos y Regulación Prudencial
Negocios e Inversiones
Financiamiento de la vivienda social

PRODUCTOS Y SERVICIOS:

Biblioteca virtual
E-learning ALIDE
Cursos presenciales
Pasantías y asesorías
Reuniones técnicas
Premios ALIDE a las mejores prácticas en IFD
Publicaciones
Directorio de Fuentes de Financiamiento Internacional

MEDIOS INFORMATIVOS:

Revista ALIDE
Boletín Alidenoticias
Boletín E-banca
Boletín E-news

NOTICIAS:
Noticias de ALIDE
Noticias sobre miembros de ALIDE
Entrevistas
Artículos sobre financiamiento del desarrollo

Síguenos en facebook Síguenos en Twitter síguenos en Slideshare Canal de youtube siguenos en Google+ Síguenos en Likedin 
© Copyright 2010 - ALIDE - Asociación Latinoamericana de Instituciones Financieras para el Desarrollo
Paseo de la República 3211, Lima 27, Perú. Apartado Postal: 3988 - Lima 100. Teléfono: 442-2400